Hoy en día, los sensores de proximidad del mercado con distancias de detección cortas son susceptibles a daños por contacto repetido con sus objetivos, una de las principales causas de tiempos de inactividad no planificados.

Los sensores de proximidad E2E NEXT pueden optimizar sus operaciones mediante:

  • Estabilidad mejorada. La distancia de detección larga de la línea E2E NEXT evita tiempos de inactividad imprevistos en los equipos provocados por el contacto, lo que hace sus operaciones más estables.
  • Fomento de la flexibilidad. La distancia de detección ampliada permite utilizar sensores de factor de forma más compactos para las mismas aplicaciones y satisfacer necesidades de detección de tamaño limitado.
  • Activación de las aplicaciones IIoT. Los modelos de 3 cables de CC utilizan IO-Link para identificar la ubicación y la causa de las fallas de sensor en tiempo real.
  • Reducción de fallas. Los sensores E2E son resistentes al aceite de corte, lo que representa aproximadamente un 30 % de las fallas inesperadas de los componentes.
  • Mejora de cambios. El diseño fácil de utilizar de los sensores y el indicador LED de 360° facilitan la confirmación del estado de detección mediante una HMI, y garantizan que el equipo se pueda recuperar rápidamente sin necesidad de asistencia avanzada.

Los sensores están disponibles en modelos de 2 y 3 cables de CC; los modelos de 3 cables son compatibles con la conectividad IIoT para que pueda identificar fácilmente la ubicación y la causa de las fallas en tiempo real.

Documentos de referencia