Informe técnico

Seguridad para robots colaborativos

Estrategias para garantizar la seguridad cuando los seres humanos y las máquinas trabajan juntos

¿Los robots colaborativos necesitan evaluaciones de riesgo?

Los fabricantes invierten en robots colaborativos para obtener los beneficios de las funciones de seguridad integradas que les permiten trabajar junto a los humanos y mejorar la productividad. A pesar de que el diseño de los robots se centra en la seguridad, las medidas de seguridad adecuadas basadas en evaluaciones de riesgos integrales son fundamentales para garantizar el éxito de una aplicación.

¿Ha tomado las medidas necesarias para verificar que su aplicación de robot colaborativo sea segura? Descargue nuestro documento técnico para leer sobre las normas de la industria, las prácticas y estrategias recomendadas de evaluación de riesgos para maximizar el valor de su aplicación.

Los robots colaborativos están diseñados para trabajar con los operadores humanos gracias a las tecnologías como retroalimentación de fuerza, servomotores de baja inercia, actuadores elásticos y tecnología de detección de colisiones que limitan su potencia y capacidades de fuerza a niveles adecuados para el contacto. Los “cobots”, que son más compactos que los robots convencionales, generalmente tienen marcos ligeros con bordes suaves y redondeados.

La norma de seguridad ISO 10218 y la especificación técnica RIA TS 15066 definen las funciones de seguridad y el rendimiento de los robots. Conforme a la TS 15066, la supervisión de la fuerza y la velocidad se basa en los datos de la aplicación, el área de contacto humano y los peligros del espacio de trabajo. Los datos de la aplicación, el posible contacto humano y los peligros del espacio de trabajo se consideran dentro de las configuraciones de seguridad calculadas de la norma.

Las normas ISO 10218 e ISO/TS 15066 proporcionan normas y orientación para una funcionalidad de enseñanza con robots colaborativos. Muchos robots colaborativos, como el robot de la serie TM de Omron utilizan mecanismos intuitivos de guía manual para enseñar nuevas tareas sin la necesidad de programar explícitamente los movimientos del brazo robótico. El modo de guía manual supervisa la fuerza y la velocidad para garantizar que el proceso de enseñanza cumpla con las normas de seguridad.

Los robots colaborativos realizan tareas automatizadas en torno a otros equipos que podrían causar daños. El área en la que funciona un robot colaborativo, incluido cualquier herramienta o equipo adicional, se conoce como espacio de trabajo colaborativo.

Es importante enumerar y asignar todos los equipos adicionales en todo el proyecto de automatización colaborativa. Los fabricantes deben asegurarse de evaluar cada dispositivo en busca de posibles peligros y sensores de seguridad para evitar daños humanos y en el equipo. Además, el espacio de trabajo colaborativo debe estar claramente marcado.

Fill out this form to request white paper

Lifecycle Stage