Robots industriales, móviles y colaborativos para sus aplicaciones más exigentes

La combinación única de robots, software y arquitectura de control integrada de Omron aborda los desafíos actuales de la automatización en las fábricas. Las innovadoras ofertas de robótica industrial colaborativa y móvil de Omron ayudan a los fabricantes a cumplir las demandas de producción actuales, así como las del futuro y posteriores, desde aplicaciones en las que se debe producir un alto volumen o una gran variedad de combinación de productos hasta aquellas con productos con ciclos de vida cortos que requieren cambios rápidos en la línea de producción.

Más de 20.000 robots implementados a nivel mundial

Los fabricantes de todo el mundo han estado utilizando nuestros robots en las industrias de alimentos y bebidas, automotriz, electrónica y otras durante décadas.

Más de 20 años de experiencia en robots

Omron ha sido pionera en algunas de las tecnologías robóticas más innovadoras del mundo, incluidas las de robótica móvil, brazos de enlace paralelo, visión artificial y control de movimiento.

210 ubicaciones en todo el mundo

Con más de doscientas ubicaciones en todo el mundo, puede estar seguro de que el acceso a las ventas y el soporte que necesita nunca estará lejos.

Familias de productos de robótica

Reinvención de la inspección de la célula del conjunto del motor

Las celdas de trabajo de inspección actuales son menos apropiadas para el entorno más fluido que se prevé en las líneas de montaje a futuro.

El robot articulado Viper de Omron en combinación con el sistema de visión de la Serie FH proporciona una solución de inspección visual precisa, asequible y fácil de instalar para ensamblajes complejos y entornos exigentes.

Los clientes pueden mejorar el rendimiento, la precisión de la inspección y la trazabilidad de los datos en un espacio de trabajo rentable y compacto.

Respuestas rápidas

Obtenga más información acerca de la robótica industrial de Omron

Como el nombre lo indica, un robot colaborativo es un robot que puede trabajar en conjunto o “colaborar” con un ser humano con estrecha cercanía. La diferencia entre un robot que colabora y uno que no, no solo depende del hardware del robot sino también de la aplicación.  En cuanto al robot, el hardware debe cumplir con los requisitos de seguridad establecidos por la RIA (Asociación de la industria robótica) para un funcionamiento seguro en una aplicación de colaboración.  En cuanto a la aplicación, el entorno en el que funciona el robot no debe presentar ninguna condición peligrosa que pudiera causar daños a una persona en el área de trabajo del robot.  Por ejemplo, si el robot estuviera atendiendo una prensa hidráulica sin supervisión o ejecutando una tarea peligrosa, como la soldadura por arco o el afilamiento hojas de cuchillos.

Muchos en la industria se refieren a robots de colaboración como modelos de robot que los usuarios principiantes pueden configurar y programar fácilmente (por lo general, guiados manualmente a una posición) y que tienen tanto una velocidad como fuerza limitadas de fábrica, de forma que su movimiento esté más en línea con las aplicaciones en las que los usuarios esperan colaborar con el robot.

Los cobots se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones comunes en muchas industrias, como la selección y la ubicación de artículos en proceso y terminados, operaciones de ensamblaje, atención de maquinaria e incluso la inspección de productos.

Por lo general, los robots articulados, robots que tienen 5 ejes o más, se utilizan en aplicaciones que requieren un mayor grado de movimiento de la herramienta robótica (o articulación) para ejecutar el proceso.  Por ejemplo, se recomienda utilizar un robot articulado en un proceso que requiere que se voltee una parte mientras el robot aún la sostiene o en una aplicación de sellado en donde la punta dispensadora se debe posicionar en muchos ángulos diferentes mientras el robot realiza la trayectoria de movimiento.

Debido a su capacidad de moverse muy rápidamente y en una gran área de trabajo sin obstáculos debajo del robot, los robots paralelos se utilizan en aplicaciones que, a menudo, implican velocidades muy altas que no requieren altos niveles de precisión de posición, como la recolección y la ubicación de artículos que se mueven en cintas transportadoras.  Los robots paralelos son uno de los tipos de robot más populares en las industrias de alimentos, bebidas y envasado, pero también los utilizan otros fabricantes en industrias como la automotora y de semiconductores.

La palabra SCARA es un acrónimo de Selective Compliance Assembly Robot Arm (brazo robótico de ensamblaje de cumplimiento selectivo) o Selective Compliance Articulated Robot Arm (brazo robot articulado de cumplimiento selectivo). Los robots SCARA constan de cuatro ejes independientes de movimiento en una configuración que permite al robot posicionar sus herramientas en términos de X, Y, Z y Theta (o rotación alrededor de la coordenada Z) dentro del área de trabajo del robot.  En la actualidad, hay muchas variaciones de los robots SCARA en uso. Sin embargo, la configuración más común proporciona un área de trabajo que se asemeja a un ventilador (abanico) o a la forma de un riñón.  Los robots SCARA se conocen por sus capacidades de movimiento rápido, a la vez que proporcionan una ubicación más precisa y más rígida que un brazo paralelo.

Los robots SCARA se utilizan en aplicaciones en las que es necesario trasladar las piezas de una posición a otra que no requieren ninguna articulación adicional aparte de su rotación.  Su velocidad les permite ser una buena opción para aplicaciones de manipulación de material simple, como la selección y la ubicación al igual que el embalaje.  Su alto nivel de precisión y rigidez también los hace apropiados para procesos básicos de ensamblaje y dispensación.

Los robots móviles, también conocidos como AMR (del inglés Autonomous Mobile Robots, robots móviles autónomos), se utilizan para una amplia variedad de aplicaciones en muchas industrias, pero todos comparten un aspecto común en el movimiento de piezas o materiales desde una ubicación a otra.  A diferencia de los sistemas fijos de transporte de material, como los sistemas de transportadores, los AMR pueden conducir libre por una instalación a una ruta fija.  Sus comunicaciones inalámbricas con las instalaciones y los sistemas de navegación integrados les permiten recibir comandos sobre dónde ir y pueden dirigirse a la ubicación solicitada sin estar programados para hacerlo, e incluso pueden encontrar una ruta alternativa cuando encuentran un obstáculo.  Los usos comunes de los robots móviles son el traslado de palés y contenedores de piezas, el transporte de materiales de trabajos en proceso y el cumplimiento de órdenes combinadas. Últimamente, han surgido aplicaciones especializadas en el sector no industrial e incluyen la entrega de artículos a los huéspedes en un hotel, la inspección de inventario en tiendas comerciales e incluso la desinfección de espacios públicos con luz UV especial.

Soluciones de robótica que abordan los mayores desafíos de fabricación

La combinación única de arquitectura de software y de control de Omron aborda desafíos clave de la automatización en las fábricas, desde la producción de un gran volumen y una gran variedad de mezclas, hasta la gestión de ciclos de vida cortos de los productos, que requieren cambios rápidos de las líneas de producción.

Soluciones de cuidado robótico completo

Ofrecemos toda la asistencia que necesita a fin de que proteja sus inversiones y realice un presupuesto preciso para el mantenimiento de su robot. Nuestro programa integral incluye lo siguiente:

  • Visitas anuales a los servicios de bienestar para mantenimiento preventivo
  • Piezas de repuesto para reparaciones
  • Asistencia prioritaria de servicio en terreno
  • Ubicación de soporte técnico de primera calidad o en su instalación, nuestro servicio integral